domingo, 14 de agosto de 2016

Data de Arte - CRUCES Y DESENCUENTROS MARCAN A "LOS IGNORANTES(O LA FUNCIÓN DEL OLVIDO)"

En un formato donde el realismo y la metáfora, el tiempo real y el pretérito, se cruzan y entremezclan, "Los Ignorantes (o la función del olvido)" que todavía puede verse en Habitar Gómez, en Valentín Gómez 3155, a pasos del Abasto, marca una buena propuesta dentro de la escena del teatro alternativo, en un ámbito ideal por el clima íntimo que potencia una historia de desencuentros y engaños.     
La historia nos muestra a una mujer que, a punto de tomar un avión de regreso a su ciudad  se cruza de casualidad en un aeropuerto con un amor postergado treinta años antes. Mientras  ella discurre sobre el destino que la lleva a ese posible reencuentro, el hombre trae a su memoria vivencias de juventud a partir del encuentro con un diario personal donde los desengaños y las inseguridades afectivas parecen haberlo marcado.
Ambos regresan a su ciudad natal. La casualidad parece reencontrarlos. O no tanto, porque ella percibe que él es ese amor trunco. El, confundido por a la situación, sigue el curso de la charla en ese extraño encuentro pero no se reconoce en el amor identificado por ella. A partir de aquí, el intercambio de vivencias, las confesiones interiores, los equívocos y la frustración enmarcarán esta extraña relación asimétrica, deseada por una y aprovechada por otro.
Esta es, a grandes rasgos, la historia que cuenta esta pieza de Ana Laura Suárez Cassino, que se puede ver los sábados 9 y 16 (luego de dos meses de presentación) a las 20 en el teatro Habitar Gómez, con las muy buenas actuaciones de Cecilia Colombo y Nicolás Serrati, quienes le dan credibilidad a sus personajes abrumados por ese ida y vuelta entre sentimientos y olvidos.
 Ana Laura Suarez Cassino se formó con grandes maestros como Ana Alvarado, Román Podolsky, Luis Cano, Rubén Szuchmacher, Guillermo Cacace y Lautaro Vilo en dramaturgia, y presenta una suerte de exploración sobre los procedimientos que reclama una obra que hable de la memoria como fenómeno.
"La palabra olvidar – explica la directora - viene del latín vulgar y significa deslizarse de la memoria. Que se desprende de la memoria. Recordar viene del latín recordari. Re: de nuevo – cordis: corazón. Recordar es volver a pasar por el corazón", y reflexiona que "la primera de las evidencias: una realidad, tal cual era, ya no es. Su restitución es imposible. Pero, ¿cuál es la función del olvido? Y, ¿qué procedimientos reclama una obra que hable de la memoria como fenómeno?".
"Los Ignorantes" cuenta con música de Norberto Moreno, diseño de luces de Facundo Estol y diseño de vestuario de Diana Alvarez, con asistencia de dirección a cargo de Jazmín Mendiburu
El link a  la nota aquí  
7/2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario